Legalización y negocio

(( NarcoAmérica ))

publicado en Yerba

Intereses económicos presionan para legalizar la marihuana en EE.UU.

Gold-Chrome-Weed-Leaf-EmblemLos pasos hacia una normalización de la marihuana en los EE.UU. se aceleran en los primeros meses de 2013. Propuestas para nuevas leyes federales, para nuevos marcos legales en otros estados, para el desarrollo de una posible industria del cannabis van surgiendo entre legisladores, empresarios y sociedad. Un nuevo impulso que se suma a la ola pro legalización existente en el país norteamericano y que acerca más que nunca el objetivo de la legalización a un futuro próximo.

Desde la legalización de la marihuana en los estados de Colorado y Washington en el segundo semestre del 2012, las propuestas de cambios en la legislación tanto a nivel estatal como federal en los Estados Unidos de América han llegado en cascada. En los primeros meses de 2013 estados como Hawaii , Kentucky y Pennsylvania, donde la marihuana ya estaba legalizada a nivel terapéutico, han anunciado la revisión de su legislación en favor de una posible legalización total en algunos casos, levantar la prohibición para el uso del cáñamo o el gravar con un nuevo impuesto la venta y la producción de la marihuana en su territorio. Por otro lado ha trascendido la presentación a nivel federal de varias iniciativas para crear la industria de la marihuana: tanto su forma de ordenarse como los impuestos que se derivarán de su desarrollo. Una iniciativa avalada por varios representantes del Congreso norteamericano y de la que ya se ha hecho eco el mundo de los negocios. La inversión y el interés por productos dentro y alrededor del mundo de la marihuana se ha disparado en estos primeros meses del año.

Políticos que apuestan por el cambio

411769Uno de los referentes políticos de este nuevo empujón reformista en el Congreso de la Unión es el demócrata Earl Blumenauer. El representante demócrata en el Congreso por Oregón es un histórico impulsor de la normalización de la marihuana. Hace 40 años ya votó la primera iniciativa presentada en su estado y que convirtió a Oregón en 1973 en el primer estado del país que legalizó la posesión de pequeñas cantidades de marihuana. Un impulso empujado por la ola hippie que en cinco años llevó a otros ocho estados a seguir este ejemplo. Un esfuerzo pro legalización frenado por el presidente Ronald Reagan a su llegada a la Casa Blanca en 1981. En este nuevo proyecto Blumenauer está acompañado por Jared Polis, representante demócrata por el estado de Colorado, su propuesta busca hacer que la ley federal con respecto al cannabis se empareje a la del alcohol en cuanto a ordenamiento jurídico. Un testigo que estos representantes han recogido de los legisladores Barney Frank, demócrata de Massachusetts, y Ron Paul, republicano del estado de Texas, ambos ya retirados pero que fueron los responsables de comenzar la propuesta que acaban de recuperar Blumenauer y Polis. El marco actual ha sido determinante para relanzar esta iniciativa. En declaraciones a la prensa Jared Polis se mostraba optimista: ” Pienso que ahora mismo estamos en posición para reunir a un grupo de miembros del Congreso que puedan gastar más tiempo y energía en este tema. Pienso que podemos llegar lejos; pienso que tenemos un amplio consenso y personas que normalmente no estarían implicadas en esto.”

Qué se propone

eua_voto_marihuana_20101029-300x224La propuesta planteada por Blumenauer y Polis gira alrededor de dos objetivos primordiales: la imposición de una tasa federal sobre la marihuana y la derogación de la prohibición de la marihuana y sus derivados en los Estados Unidos de América. Si bien estos son sus objetivos primordiales a largo plazo, a corto contemplan dos objetivos concretos: cambiar la clasificación del gobierno federal con respecto a la marihuana, una clasificación que cataloga al cannabis como una droga más peligrosa que la cocaína o la metanfetamina, y el fin de la prohibición federal de la producción industrial del cáñamo. Actualmente EE.UU. permite la manufactura industrial del cáñamo pero no permite su cultivo, obligando a los empresarios dedicados a esta industria a importar toda la materia prima. Entre los mínimos que se plantean alcanzar los legisladores se encuentra el afianzar la soberanía de cada estado para fijar sus propias políticas de marihuana sin necesitar del aval del Congreso de la Unión. En la práctica, los estados están aprobando leyes que entran en contradicción con la legislación federal. Si bien la Casa Blanca manifiesta su disconformidad no ha llegado a imponer su ley en los estados. En la actualidad la marihuana es legal para uso terapéutico en Alaska, Arizona, California, Hawaii, Maine, Michigan, Nevada, Nueva Jersey, Oregón, Rhode Island y Vermont, y legal para uso recreativo en Colorado y Washington, aún así el desarrollo de esa legalidad está sujeta al “silencio” del gobierno federal para los que la marihuana sigue siendo una droga ilegal y muy peligrosa.

Un paraíso tropical

474080_370Hawaii se perfila como el próximo estado en declarar legal el uso recreativo de la marihuana para adultos. Siguiendo la estela de Colorado y Washington el congreso del estado admitió a trámite una propuesta del representante Joe Souki: la iniciativa 150, más conocida como el Acta para el Uso Personal de la Marihuana. En la propuesta se especifica el consumo para todas aquellas personas mayores de 21 años, la posesión de hasta 28 gramos, el cultivo de un número aún no definido de plantas en un espacio cerrado y seguro, la creación de una licencia para regular el comercio a través de distribuidores, licencias para el cultivo y el procesamiento y la implantación de un nuevo impuesto sobre su comercialización. El Grupo de Acción de Política de Drogas en Hawaii ha sido uno de los colectivos que más ha celebrado la noticia, en palabras de una de sus miembros destacadas, Pamela Lichty, expresan: “Si llegamos a legalizarla [la marihuana], como el consejero Souki dice, podríamos ahorrar los cerca de 3 millones de dólares gastados en represión. Y si la gravamos y regulamos, se obtendrían más de 11 millones de dolares a través de impuestos.” El objetivo final de esta iniciativa es dotar de una legislación a la marihuana que la empareje a la que ya existe para el alcohol y el tabaco.

La carrera por la legalización

ley_cannabisTras Hawaii, el siguiente estado que ha presentado una iniciativa de legalización de la marihuana en 2013 es Pennsylvania. A través del senador demócrata Daylin Leach se ha presentado, en reciente conferencia de prensa, la nueva iniciativa que propone la creación de un nuevo sistema de recaudación de impuestos y de regulación del comercio de la marihuana. El senador Leach comenzaba la rueda de prensa:” Este noviembre pasado, el pueblo de los estados de Washington y Colorado votó por la legalización total de la marihuana”, y continuaba: “Es tiempo de que Pennsylvania se convierta en otro ejemplo más que deseche esta prohibición que tenemos hoy día, para dar por terminada una política que ha sido destructiva, costosa y ha ido en contra de la ciencia.” Una acusación que en su carácter anti científico es refrendada por el Doctor David Nathan, profesor asociado en el Colegio Médico Robert Wood Johnson: “El único argumento consistente para prohibir la marihuana implicaría la criminalización del resto de drogas recreativas dañinas para el ser humano, incluyendo el alcohol, la nicotina y la cafeína. Tenemos que estar de acuerdo en que vulnerar estas libertades individuales es tan impracticable como anti americano. Tenemos que aceptar que el posicionamiento como nación frente a la marihuana ha estado equivocado durante generaciones y la única respuesta racional para abordarla es la legalización, la regulación y la aplicación de impuestos.”

De marihuana y cáñamo

cannabis_hd_widescreen_wallpapers_1680x1050-660x350Recientemente, el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, salió en apoyo de las medidas para legalizar la marihuana en su estado, Kentucky. Si bien esta iniciativa cuenta con muchos obstáculos en su camino los legisladores pro legalización planean usar esta demanda como moneda de cambio para que los principales detractores acepten un proyecto de ley a corto plazo: la legalización del cultivo industrial del cáñamo. Para ello cuentan con el apoyo del senador republicano por Kentucky, Rand Paul. En la presentación a los medios de esta iniciativa el senador vestía una camiseta deportiva hecha de cáñamo que afirmaba haber comprado en Canadá: “Básicamente, nosotros estamos exportando ropa a Canadá… no veo razón para que nosotros no queramos ser un referente en esto. ¿Por qué no legalizamos algo que produciría trabajo y muy probablemente beneficios?”. Si a esta propuesta se le sumara la legalización de la marihuana para uso recreativo convertiría esta iniciativa en la base para uno de los negocios más lucrativos de toda la nación, en un momento de crisis en el que es más que necesario el desarrollo de nuevas industrias. Junto a Paul, John Yarmuth, también senador republicano, concluye: “Estoy convencido que la industrialización del cáñamo representa una enorme posibilidad económica para el futuro de aquellos que se atrevan a dar el paso. Debemos posicionarnos en ese camino y tomar ventaja siempre que el gobierno federal lo legalice.”

Ya viene el tsunami

2012111641marijuana_270Una cascada de modificaciones a las leyes estatales se ha desencadenado en los primeros meses de 2013. Iniciativas de menor trascendencia pero con un gran valor simbólico que nacen en estados históricamente no tan abiertos al debate pro legalización: Legisladores de Texas han lanzado dos iniciativas para ofrecer protección a los consumidores de marihuana, apostando por la despenalización de la posesión de menos de 28 gramos de cannabis. Junto a esta propuesta que reduciría las penas de prisión sustituyéndolas por una falta administrativa se incluye la recomendación para estudiar la legalización de la marihuana para uso terapéutico. Actualmente más de 80 mil personas son detenidas anualmente en Texas por delitos relacionados con la yerba, de los cuales el 97 por ciento son por simple posesión. En Iowa se ha creado un programa de marihuana médica que permitiría la posesión, consumo y cultivo de hasta seis plantas para consumidores de marihuana terapéutica. En Kansas se debate una iniciativa que permitiría a pacientes poseer 130 gramos de cannabis y cultivar 12 plantas en sus propios hogares. Illinois está a punto de convertirse en el primer estado que legaliza el uso terapéutico de la marihuana en 2013. En menor medida los estados de Indiana, Nueva York, Alabama, Minnesota, Florida, Maryland, , West Virginia y Wisconsin también incluyen nuevas propuestas para despenalizar en parte el cannabis, y Maine, Massachusetts, New Hampshire, Rhode Island y Vermont aspiran a convertirse en los próximos territorios donde la marihuana se declare plenamente legal.

El país de las oportunidades

imagesSin que todas estas modificaciones estén avaladas por el gobierno federal grupos de inversores y empresas relacionadas con el mundo de la marihuana han comenzado con las primeras gestiones para planificar propuestas de desarrollo en el nuevo mercado aún por llegar. Según la publicación Washington Financial Managemente, el mercado potencial estimado alcanzaría los 46 mil millones de dólares sólo en la costa oeste. Es por eso que distintas empresas no han querido perder tiempo a la hora de buscar nuevos inversores para el posible nuevo marco económico. Growlife, Medical Marijuana y Hemp ofrecen formas diferentes de participar en el suculento negocio por aparecer. Quizás Growlife es la más aventajada en este sentido, adaptando sus asequibles kits de cultivo interior para individuos y convirtiéndlos en soluciones industriales para las próximas empresas en crecimiento. Sterling Scott, CEO de la firma, apunta: “Growlife espera que el diálogo nacional iniciado por el gobierno de Obama sobre la marihuana medicinal probablemente se resuelva con el cambio de la posición federal para reducir los conflictos con la ley vigente en 18 estados. Si esto sucediera, y creemos que se está considerando, podemos esperar una expansión geométrica en el ámbito de donde esté permitido a Growlife y otras empresas públicas.” Con este escenario y el análisis que de él se sustrae el optimismo de las principales empresas ya ha repercutido directamente en el mercado, según el Índice de Acciones de la Marihuana el valor de las empresas relacionadas con el cannabis se ha disparado en los últimos meses multiplicando el valor un 934 por ciento con respecto a octubre de 2012.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *