La elocuencia de la sencillez

(( RetArte ))

“Uno siempre se engaña con ornamentos. En la justicia que alegato es más negro y más corrupto que aquel que aderezado con una noble voz disfraza el rostro del mal. En religión que error maldito no encuentra una frente grave que lo bendiga y lo apruebe con un texto ocultando su monstruosidad con vanos ornamentos. Fijaos en la belleza y podreis ver que se valora por su peso. Por ello, brillante oro no me inclino por ti, ni por ti pálida y común mediadora entre los hombres, sino por ti humilde plomo que sugieres más amenazas que promesas, tu sencillez me inspira más que la elocuencia.”

 

Bassanio, El mercader de Venecia. William Shakespeare

 

La actualidad nos invita a releer con atención la advertencia del joven caballero veneciano. La pomposidad y sobrecargado discurso de la clase política y financiera europea nos invitan una vez más al suicidio social de la clase media española. Pretenden decirnos que la lógica va en grandes autos, viste de chaqueta y se jacta de demócrata por asustarnos cada cuatro años con males mayores si no la votamos. Pretenden decirnos que no hay interés en acciones que llenan sus privados bolsillos vaciando los nuestros y públicos. Que los culpables en su justicia no lo son y que los derechos en su constitución ya no sirven. Necesitamos humildad para aceptar que en la actualidad, como en la época de Bassanio, la esperanza no está en la elocuencia de lo suntuoso y retorcido sino en la sencillez que sugiere más amenazas que promesas.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *